Autodiagnóstico valorando una idea emprendedora ¿Me lanzo?

En este artículo comenzaremos con nuestra saga de artículos de autodiagnóstico. Comenzamos con este post titulado Autodiagnóstico valorando una idea emprendedora ¿Me lanzo?

Autodiagnóstico (1): Valorando una idea emprendedora. ¿Me lanzo?

Comienza con este post una serie de artículos que pretendemos que sea larga y fructífera. Esperamos que os ayude a reflexionar sobre vuestra propia vida profesional y las opciones que todos tenemos para emprender, modificar nuestras rutinas, implementar nuevas técnicas o simplemente mejorar en nuestra vida profesional.

Vamos a intentar analizar la situación previa a lanzarnos con una idea emprendedora, reflexionando acerca de si estamos capacitados o si la idea es viable (en una primera aproximación).

1.- ¿Vales para emprender a nivel personal y profesional?

El primer paso es interno. El trabajo y el sacrificio (personal y económico) que va a hacer falta no es simplemente un tópico. Debes estar dispuesto a estar 24/7 pensando en tu proyecto y trabajando en él, además del coste económico que suponen la inversión necesaria y el dinero que dejas de ganar por pasarte al “lado oscuro”.

2.- ¿Qué tienes que dominar?

Por otro lado, debes analizar bien ciertas capacidades más allá de las técnicas (que seguro que tienes). Necesitarás grandes dosis de paciencia y empatía tanto con el equipo como con todos los que te rodean (proveedores, clientes, asesores…).

También es totalmente necesario que comprendas todo lo relacionado con fiscalidad, contabilidad, papeleos y demás temas “odiosos” en los que contarás con asesoría, pero donde quien firma y se responsabiliza eres tú.

clubsinergia_autodiagnostico_autonomos

¡Ah! Y desde luego debes mentalizarte de que eres el principal vendedor de la empresa, y ese es un arte que merece muchos posts, pero que desde luego debes aprender y dominar. Debes comprender los procesos de venta, los segmentos donde se encuentran tus potenciales clientes, los materiales y argumentos que se necesitarán y un largo etcétera de conceptos que tendrás que tener en mente, incluso si tienes un equipo de ventas potente que hace que “no tengas que salir de la oficina” (entrecomillado porque seguirás siendo el principal vendedor, recuerda).

3.- ¿Qué te falta? ¿Lo puedes conseguir?

Sí, son muchos campos y muchas capacidades a dominar y el responsable eres tú, pero no tienes que hacer absolutamente todo. Rodéate de gente que te complemente.

team_clubsinergia

El equipo  es lo más importante y para construirlo debes ser generoso tanto en el reparto de la propiedad de la empresa como en la libertad de tus futuros compañeros para desarrollar sus tareas.

No tiene mucho sentido una empresa en la que te quedas el 80% y tratas a tus socios desde tu pedestal de “jefe-tirano”, dirigiendo su día a día e imponiendo tu opinión. ESO NO FUNCIONARÁ.

4.- ¿Funcionaría la idea?

No es fácil decirlo a priori, aunque si estás en proceso de planteamiento es que al menos hay algo que suena bien. Dedicaremos muchos posts al análisis de las ideas y a las diferentes piezas que el proyecto debe tener para mejorar sus posibilidades, normalmente desde un punto de vista de “Lean-Startup”, pero que sirve para cualquier profesional.

clubsinergia_startup

En lo que respecta a este post, podemos decir que tiene posibilidades de funcionar si sabes a quién tienes que vender y qué razones (dolores) tiene para pagarte, pero también si eres capaz de desarrollar lo que necesitas, si el equipo realmente tiene todas las capacidades y la libertad para funcionar, si tenéis la suficiente capacidad de trabajo, si la gasolina (fondos) no se quema antes de tiempo, si…..

5.- Conclusión.

Hay muchos “si”, pero al final el principal es SI te lo estás planteando y estás leyendo esto, seguramente tienes una base, que puede ser tan solo una idea en este momento.

Trabaja con mimo y cuidado en el desarrollo del proyecto (no de la solución). Puedes empezar reflexionando sobre este post y, cuando creas que lo tienes claro, invita a un café a mucha gente para contarles el proyecto y pedirles que encuentren fisuras. Su “crueldad” será tu mejor aliado.

Autodiagnóstico valorando una idea emprendedora ¿Me lanzo? ha sido el primer artículo de la saga de artículos de autodiagnóstico.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. junio 1, 2020

    […] a cabo una buena entrevista de trabajo a tus futuros empleados? ¿Tienes capacidad de liderazgo? Autodiagnostícate a ti mismo! En este artículo hemos visto los conceptos esenciales para tu formación en […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *